La ley del justo retorno
Al cruzarte con la gente por la calle, el auto, en tu lugar de trabajo, bendice a todos.

La paz de tu bendición será la compañera de su camino, y el aura de su discreto perfume será una luz en su itinerario. Bendice a los que te encuentres, derrama tubendición sobre su salud, su trabajo, su alegría, su relación con Dios, con ellos mismos y con los demás. Bendice a todos en todas las formas imaginables, porque esas bendiciones no sólo esparcen las semillas de la curación, sino que algún día brotarán como otras tantas flores de gozo en los espacios áridos de tu propia vida. 

La ley del justo retorno es la ley del Karma o la ley de la causa y del efecto. En el Nuevo Testamento se dice que "cada uno cosecha lo que ha sembrado". En el Corán: "Cada cual recibirá el pago de sus obras el día de la resurrección". En una cábala se dice: "Todo lo que el hombre hace, crea en retorno un flujo vital." El Confucianismo dice: "Lo que de ti sale a ti volverá". 

En el Universo todo es energía. También el pensamiento es energía y la más poderosa. Un sabio africano explicó con una parábola que maldiciendo se hace uno más daño que bendiciendo, incluso al enemigo.

Parábola de los pájaros blancos y negros.

Imaginemos dos paredes frente a frente cada una con multitud de pequeños agujeros donde anidan pájaros blancos y negros. Los primeros son nuestros buenos pensamientos o palabras y los segundos los malos. Como los agujeros tienen distintas formas los pájaros negros solo pueden entrar en los agujeros negros y los pájaros blancos solo entran en lo agujeros blancos. Supongamos dos individuos: X y Z. Un día X lanza un mal pensamiento contra Z. Suelta un pájaro negro que deja libre su agujero negro y va a buscar en la pared de Z otro agujero negro. Pero Z no le replica por lo tanto el pájaro negro de X no encuentra donde posarse y ha de volver a su agujero de donde salió cargado con el mal que llevaba y que descarga al mismo X.
Pero si por el contrario, Z le responde a X con otro pensamiento malo, le lanza su pájaro negro dejando libre un agujero que va a ocupar el pájaro negro de X. De esta manera los dos hombres se estarán  destruyendo mutuamente. Pero cuando cada pájaro haya depositado su carga negativa en el agujero del enemigo volverá a su pared aumentando el mal para X y Z.

Si solo enviamos pájaros blancos, incluso cuando nuestro enemigo nos envíe negros, éstos no tendrán dónde alojarse y se volverán contra su dueño. De este modo si solo emitimos buenos pensamientos ningún mal podrá alcanzar nuestro ser más hondo. La bendición no solo va hacia su objetivo sino que vuelve a nosotros
con toda su carga de bien.

Esta es la razón por la que el amar incondicionalmente sin esperar recompensa es la actividad más  importante en todo el universo. Si el fondo de nuestro ser es amor, entonces amar es simplemente la expresión más auténtica de nuestra identidad profunda y estamos en armonía con el universo.

Las personas que han llegado a un nivel de conciencia más profundo se dan cuenta de que "todo es uno".Lo que vemos en nuestro hermano lo vemos en nosotros mismos. Lo que deseamos para él lo recibiremos nosotros. Yo no puedo estar sano, ser íntegro mientras no lo sea mi prójimo. Lo dice el profeta Isaías:

El ayuno que yo quiero es éste:
"abrir las prisiones injustashacer saltar los cerrojos de los cepos,dejar libres a los oprimidos,romper todos los yugos,partir tu pan con el hambriento,hospedar a los pobres sin techo,vestir al que ves desnudoy no cerrarte al que es tu propia carne.Entonces romperá tu luz como la auroraEnseguida te brotará la carne sana. (Isaías 58,6-8)Esta verdad solo se capta experimentándola en uno mismo."

Sin embargo bendecir y amar no implica "sentir". Yo puedo sentir antipatía u otros sentimientos de repulsa hacia alguien y sin embargo desearle y hacerle el bien y bendecirlo. Porque el amor reside en la voluntad no en el sentimiento.

Desconozco el autor
Artículo Anterior Artículo Siguiente