Creer en el otro es algo poderoso que puede elevarnos por encima de las limitaciones que percibimos en nosotros mismos. 

El Creador cree en cada uno de nosotros, y tiene certeza absoluta en que alcanzaremos plenamente nuestro potencial. Cuando comenzamos a ver a otros de la forma en que Dios lo hace, traemos Luz a cualquier oscuridad que ellos puedan estar atravesando. 

Una vez que creemos en la Luz que existe en otros, es entonces cuando realmente podemos ayudarlos. 

Yehuda Berg

Artículo Anterior Artículo Siguiente