WiseGeek.com

La forma más habitual de manicura francesa consiste en una base de color porcelana que puede ser más rosada o más amarilla, aunque últimamente se lleva mucho la base de color rosa, y en la parte exterior de la uña se dibuja una franja blanca que la bordea y que tapa la parte de la uña que sobresale del dedo.


WiseGeek.com


La sensación de limpieza que aporta este tipo de manicura es extremada, y alarga óptimamente los dedos, por lo que se recomienda a todas las mujeres que tienen las manos pequeñas y/o gruesas.


Primero y antes de nada, tenemos que comprobar que tenemos todos los utensilios necesarios para poder hacernos la manicura:




  • Base trasparente de uñas



  • Esmalte blanco (sin nácar), los mejores e ideales son los que venden específicamente para manicura francesa



  • Esmalte de porcelana (también sin nácar), específico para hacer la manicura francesa



  • Celo o pegatinas para dar la forma de media luna con el esmalte blanco en la punta de la uña.


Una vez que tenemos todo preparado comenzaremos cortando y limando las uñas. La recomendación es dejar unos dos o tres milímetros de longitud para las uñas, más, puede resultar demasiado artificial, y menos, acorta ópticamente los dedos. Los bordes estarán perfectamente lisos y suaves. En éste momento podemos aprovechar para aplicar la crema de manos que haremos penetrar en la piel con un masaje, y justo después pondremos un poco de quita-cutículas en cada uña para ablandar la piel. Transcurridos unos minutos podemos empujar hacia atrás las cutículas con el palito de naranjo


Aplica el blanco en las puntas. Si usas la pegatina, se aconseja retirarlo tan pronto como termines de pintarlas, ya que si se seca podemos llevarnos parte de la pintura blanca al arrancarlo. Con una mano de laca blanca será suficiente, pero asegurate que quede bien cubierto el borde de la uña, ya que parecerá de “mentira”. Las más experimentadas pueden probar de pintar con la punta del pincel aplicador sin usar guías.


Tras unos minutos en los que la laca blanca queda perfectamente seca, aplicamos la laca de color porcelana en toda la uña, incluso encima del blanco. De este tipo de pintura es mejor dar dos capas, porque así cubre mejor y queda más profesional. Esperamos unos minutos tras cada mano de pintura y aplicamos el barniz incoloro que servirá para proteger y dar brillo a nuestra manicura francesa.

Artículo Anterior Artículo Siguiente