Cada mente es un mundo el segundo acuerdo: No te tomes nada personalmente. Lo que ves en el espejo es una copia de la realidad que creas con la capacidad de tus ojos y de tu cerebro. 

Todo lo que percibes es un reflejo de lo que es real, igual que los reflejos en un espejo, salvo por una diferencia  importante. Al otro lado del espejo no hay nada, pero detrás de tus ojos hay un cerebro que intenta darle un sentido a todo. 

Este acuerdo te proporciona la inmunidad en la interacción  con los personajes secundarios de tu historia. No tienes que preocuparte por los puntos de vista de otras personas. Proporciona una gran entrada para alcanzar la libertad personal, porque ya no tienes que regir tu vida según la  opinión de otras personas. 


Extracto del libro de Don Miguel Ruíz "El Quinto Acuerdo"

Continuará ...


Artículo Anterior Artículo Siguiente