Si quiere liberarse de forma rápida del rencor o de las malas energías, esta práctica lo ayudará.

- Acuéstese o siéntese. Cierre los ojos y respire varias veces (sin forzar su respiración) tratando de relajarse.


- Repítase mentalmente una oración que le genere profunda calma o dígase: "Imbuido del espíritu sagrado del amor, sano mi mente de todo dolor".


- Visualice en su mente a la persona que lo ha herido y por la cual siente rencor; imagine que esa persona hace cosas positivas por usted (le da dinero, le manifiesta afecto, lo ayuda, etc., etc.).

- Imagine ahora que la persona extiende sus brazos y lo llena de una energía que lo tranquiliza. La persona lo esta curando y usted sana malos sentimientos hacia ella. Esfuércese en percibir la sensación de calor, de relajación y de satisfacción que ese contacto le provoca.


- Abra los ojos, muévase y, recién entonces, levántese. Prométase dejar atrás sus malos sentimientos.



FUENTE: Revista Predicciones nº 360
Artículo Anterior Artículo Siguiente