Trabajar con el principio de VIBRACIÓN en cuerpo, mente y espíritu resulta altamente positivo, es como sacarle una melodía maravillosa a una flauta, un violín o piano. Como una bella sinfonía que nos lleva a experimentar emociones elevadas. Irradiaciones de luz y belleza.

De las diversas prácticas que nos ayudan en este propósito siempre recomiendo el mantra extendido de las 7 LETRAS de poder I,E,O,U,A,M,S, este ejercicio nos lleva a probar en todos los planos la realidad de este importante principio de la VIBRACIÓN.

Sentados cómodamente con espalda recta, posición de flor de loto o recostados, claro,  siempre que no terminen en calidad de bellas(os) durmientes.     

Con los ojos cerrados hacer 3 inhalaciones profundas y exhalaciones (inhalar por nariz y exhalar por boca). Poner completa atención en su corazón, con plena intención sentirlo, como escuchándolo, como si cada latido resonara claramente en las palmas de las manos, en los dedos.

Y manteniendo esta atención concentrada en el corazón procedemos a nuestra practica haciendo una inhalación profunda, al exhalar el aire lo hacemos pronunciando la vocal “I” hasta agotar el aire, volveremos a inhalar y continuamos con la “E” agotando el aire, y asi sucesivamente hasta llegar a la “S”, lo ponemos mas claro:

Primera inhalación profunda, y exhalar el aire pronunciando: IIIIIIIIII…..

Segunda exhalación profunda, y exhalar el aire pronunciando: EEEEEEEEEE…..

Tercera exhalación profunda, y exhalar el aire pronunciando: OOOOOOOOOO…..

Cuarta exhalación profunda, y exhalar el aire pronunciando: UUUUUUUUUU…..

Quinta exhalación profunda, y exhalar el aire pronunciando: AAAAAAAAAA…..

Sexta exhalación profunda, y exhalar el aire pronunciando: MMMMMMMMMM…..

Septima exhalación profunda, y exhalar el aire pronunciando: SSSSSSSSSS…..

Como ven se alarga el sonido en cada letra y preferentemente cantado.

Asi se compone una vuelta completa, ahora la idea es repetir la serie comenzando de nuevo con la “I” y concluyendo con la “S”. serán en total 7 vueltas de 7 letras cada una.

Y completadas las 7 vueltas, permanecer unos instantes en completo silencio, compenetrándonos en la vibración producida por esta practica.

Es muy, muy importante alternar el volumen de la vocalización. La idea es que las 2 primeras vueltas usemos un tono de voz un poco mas alto de lo habitual (sin llegar a gritar), en la tercera y cuarta vueltas bajaremos el tono, y volveremos a bajar el tono en la quinta y sexta series, finalmente la séptima serie será únicamente mental. En resumen, comenzamos con volumen un poco alto y terminamos sin emitir sonido, dejándolo tan solo en pronunciación mental.

Ustedes notaran como a mayor volumen, menor vibración interna, mientras que a menor volumen mayor y mas intensa la vibración interna. 

¿Beneficios?

Relajación profunda, paulatinamente logramos activación y equilibrio en nuestros chakras, limpieza emocional e incluso limpieza energética  aumento en nuestro sistema inmunológico, desarrollo de capacidades extrasensoriales. Y paz en el alma, todo esto y mas.

Este ejercicio es de aplicación universal, y puede combinarse con prácticas de otras disciplinas como meditación, yoga, tai chi, etc.

Autor: Fernando


Artículo Anterior Artículo Siguiente