La mirada es un elemento primordial para comunicarse. A través del brillo y los movimientos, los ojos expresan el estado más profundo del alma.  Ella da a conocer una gran cantidad de información con respecto a lo que sientes y piensas.

Como un medio de expresión, resulta ser una clave importante para saber si estás convencido de lo que dices o de lo que haces y a la vez, descifrarlo, te ayudará a identificar en otras personas si es congruente su mirada con lo que expresa.



Ojos que hablan

- Cuando miras a alguien recurrentemente, es signo de interés.

- La mirada que se vuelve a varias direcciones, nos indica que la persona se encuentra distraída y busco un pasatiempo, desea salir de ese estado, que no se interesa por el compañero, que no dice la verdad” ( esto cuando no se trata de una persona tímida)

- Ante una grata noticia o felicidad, las pupilas se dilatan y éstas son signo de atracción hacia el sexo opuesto.

- Si parpadeas de más, es que estás nervioso o inquieto.

- Cuando miras hacia abajo y al lado derecho del rostro, haces referencia a un diálogo contigo mismo.

- ¿Estás viendo hacia abajo y a la izquierda? Entonces seguramente estás recordando una emoción o un momento específico en el pasado.

- Cuando miras a alguien prolongadamente pero no parpadeas, estás imprimiendo una emoción de autoridad.

- Cuando estás imaginando, ves hacia arriba y hacia el lado izquierdo.


- ¿Quieres saber si te dicen la verdad? Checa si la persona con la que hablas mira al lado izquierdo. Seguramente te está mintiendo.

- Una mirada con mucho parpadeo y prolongada es atracción total.

- No mires haciendo poco contacto, es una referencia de descortesía o que eres muy tímido.

Fuente: Mundo 58
Artículo Anterior Artículo Siguiente